¿QUÉ ES LA CALIDAD DEL AIRE?


INTRODUCCIÓN

¿Por qué es tan necesario como beneficioso medir la calidad del aire de la ciudad?

Estudiar la calidad del aire permite conocer la composición y concentración de los compuestos que se encuentran en dispersión en la atmósfera. Estos elementos han de encontrarse en una determinada composición, de forma que el desarrollo vital de la ciudadanía pueda tener lugar sin interferencias derivadas de una mala calidad del aire.

MEDICIÓN DE CALIDAD DEL AIRE

¿Cómo se mide?

Las directrices de la OMS sobre la Calidad de Aire publicadas en 2005 ofrecen orientación general relativa a umbrales y límites para contaminantes atmosféricos clave que entrañan riesgos sanitarios. Las directrices señalan que mediante la reducción de la contaminación con partículas (PM 10) de 70 a 20 microgramos por metro cúbico (μg/m) es posible reducir en un 15% en número de defunciones relacionadas con la contaminación del aire.

Las directrices se aplican en todo el mundo y se basan en la evaluación, realizada por expertos, de las pruebas científicas actuales concernientes a:

  • Partículas (PM).
  • Ozono (O3).
  • Dióxido de nitrógeno (NO2).
  • Dióxido de azufre (SO2), en todas las regiones de la OMS.

Las directrices de la OMS sobre calidad del aire se encuentran actualmente en proceso de revisión y su publicación está prevista para 2020.

En lo que más directamente a nosotros respecta, el Índice de Calidad del Aire Europeo fue puesto en marcha en noviembre de 2017 por la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) y la Comisión Europea. Dicho índice es un mecanismo que facilita el acceso, así como, la compresión de los ciudadanos a la información ambiental sobre el estado de «el aire».

Asimismo, contamos con un Plan Nacional de Calidad del Aire 2017-2019 (Plan Aire II) que consiste precisamente en la elaboración de índices sencillos de calidad del aire para el público general. Estos, han de permitir a la ciudadanía tener acceso de forma sencilla a información sobre la calidad del aire de cualquier zona del estado. Estos índices estarán basadas en el «Air Quality Index o Índice de calidad del aire», más adelante AQI o ICA publicado por la Agencia Europea de Medio Ambiente».

Para conocer la ley reguladora a nivel nacional podéis consultar el boletín oficial del estado denominada «Orden TEC/351/2019, de 18 de marzo, por la que se aprueba el Índice Nacional de Calidad del Aire» por el ministerio para la transición ecológica.

AIR QUALITY INDEX O ÍNDICE DE CALIDAD DEL AIRE

¿Cómo funciona?

El Índice de Calidad del Aire, es un mecanismo que facilita el acceso de los ciudadanos a la información ambiental sobre el estado de «el aire». Tanto la OMS como el índice Europeo se basan en cinco contaminantes y en cinco niveles.

En función de los valores registrados para cada uno de los contaminantes, se establecerá un nivel de calidad del aire que podrá ser de «muy bueno», a «muy malo». Cada nivel del índice irá asociado a un color, siendo así el azul (muy bueno) y el rojo (muy malo).

En la siguiente imagen se muestran los rangos de concentraciones, así como cada color establecidos a cada nivel y contaminante.

Para el cálculo de concentraciones, en el caso de NO2, O3 y SO2, se recogerán valores medios de 1 hora. En lo que respecta a PM10 y PM2.5, el cálculo se hará en base a la media de las 24h anteriores.

CONTAMINANTES

Cuales son y cómo se miden.

Óxidos de nitrógeno (NO2)

Se producen como consecuencia de combustiones de alta temperatura, entre otros calefacción, generación de electricidad pero sobre todo, motores de vehículos y barcos.

Dióxido de azufre (SO2)

Se produce por la quema de combustibles con alto contenido de azufre y petróleo, es incoloro pero con un olor penetrante. Las principales fuentes de generación son los procesos industriales y la extracción de metales a partir de minerales.

Monóxido de carbono (CO)

Producido principalmente por la quema de combustibles de los vehículos a motor. Gas altamente tóxico en elevadas concentraciones entre sus potenciales efectos adversos a largo plazo se encuentran los problemas cardiovasculares y neuropsicológicos.

Ozono (O3)

El ozono se forma en la zona baja de la atmósfera por la reacción entre óxidos de nitrógeno (NOx) procedentes de las emisiones de vehículos o la industria y los compuestos orgánicos volátiles (COV) emitidos por los vehículos, los disolventes y la industria en presencia de calor y luz solar.

PM 2.5, PM 10

Las PM son un indicador representativo común de la contaminación del aire. Afectan a más personas que cualquier otro contaminante. Los principales componentes de las PM son los sulfatos, los nitratos, el amoniaco, el cloruro de sodio, el hollín, los polvos minerales y el agua. Consisten en una compleja mezcla de partículas sólidas y liquidas de sustancias orgánicas e inorgánicas suspendidas en el aire.

La mayor diferencia entre las PM 10 y PM 2.5 además del diámetro (10 micrones o menos (≤ PM 10), 2.5 micrones o menos (≤ PM 2.5)) es el origen.

Las PM 10 suelen tener origen natural y están compuestas por polvo, tierra, polen, moho, esporas y otros materiales. Sin embargo, las partículas más dañinas, PM 2.5, se generan por el uso de los vehículos tanto diesel como gasolina, así como otras combustiones en procesos industriales.

SI EL AIRE DE MI MUNICIPIO ES BUENO ¿POR QUÉ TENDRÍA QUE MEDIRLO?

Con el fin de protegernos de la contaminación atmosférica, se han publicado diversas normas cuyo objetivo es la reducción de emisiones contaminantes a la atmósfera. Analizando el nivel de los contaminantes se puede prevenir la contaminación.

Además, vigilar atentamente la composición química del aire para certificar que los niveles de contaminación no superan los umbrales recomendados y trasladar el dato a la ciudadanía supone un ejercicio de transparencia y responsabilidad social.

¿QUÉ PASA SI EL AIRE QUE RESPIRO CONSTANTEMENTE NO ES BUENO O MUY BUENO?

El impacto que puede tener la mala calidad del aire depende de las condiciones climáticas, geográficas y de sensibilidad de cada persona. Asimismo, es de gran relevancia el tiempo de exposición a los contaminantes.

Los principales síntomas derivados de la contaminación son irritaciones en los ojos, en la nariz y en la garganta, tos, respiración sibilante, mucosidades excesivas en vías respiratorias y/o dolores de cabeza. Los pulmones son el órgano humano más afectado por la contaminación del aire, especialmente por la presencia de partículas sólidas.

La OMS ha señalado que la contaminación atmosférica es causante de alrededor de dos millones de muertes prematuras al año en todo el mundo.

No se trata de ser alarmista, pero son indiscutibles los daños, de muchos tipos, que causa la contaminación del aire. Es responsabilidad de todos contribuir en reducirla y procurar la máxima salubridad del aire que respiramos.

ELON SMART TECH

¿Cómo se mide la calidad del aire con ELON EME Plus+?

En ELON SMART TECH trabajamos con ayuntamientos para apoyarles en la transformación digital del municipio en términos de medioambiente, seguridad, confort y gestión.

ELON en materia de medición de calidad del aire exterior, ofrece la solución EME PLUS+, un dispositivo desarrollado de forma íntegra en el laboratorio IoT de Ermua, siendo así un producto «made in Euskadi».

El ELON EME Plus+ es capaz de detectar todos los contaminantes reconocidos por la OMS (SO2, NO2, O3, PM2.5, PM 10 y adicionalmente CO, PM 1.0, temperatura y humedad). Los datos recogidos se envían mediante. WI-FI, LoRa, Bluetooth, GSM, 4G o NB-IoT, dependiendo de las necesidades del entorno. Posteriormente, desde la app web, se pueden visualizar los datos en tiempo real y consultar su histórico.

Dependiendo de la dimensión del municipio o número de focos contaminantes se distribuyen mayor o menos número de dispositivos en puntos estratégicos.